inicio > catálogo de obra > música vocal > obras para coro a cappella > Para saber si existo

Para saber si existo

(sobre textos de Gabriel Celaya)

Para Coro mixto


Para saber si existo, escrita en Roma en el mes de noviembre de 1979, nació como consecuencia de la lectura de una serie de textos de Gabriel Celaya. Uno de ellos ("Biografía") me impresionó tan vivamente que no pude librarme de la tentación de musicarlo. El propio texto daba pie a un tratamiento del coro de extrema complejidad, dentro de una enorme libertad. El, en cierto modo, "caos" resultante me sugirió una continuación que fuese progresando hacia el "orden". Para ello seleccioné un segundo poema ("Arrancadas a una hondura / surgen, visibles, las cosas..." ) que sirviese, por su contenido poético, como transición hacia ese "orden", reflejado en música por un tratamiento del coro completamente tradicional, tanto en su aspecto vocal como en el puramente armónico, al servicio de un tercer y último texto, sencillo y breve ("Agua helada y dura, / luna de enero..." ).
Honradamente, debo confesar que nunca pensé, al escribirla, que Para saber si existo fuese a ser ejecutada en concierto. Fue concebido más como "ejercicio técnico" que otra cosa, por ser mi primera y, durante mucho tiempo más, única obra a cappella. La enorme complejidad de su escritura, los abundantes divisi hasta a 40 partes diferentes, sobre todo en la primera sección, los constantes problemas de afinación... todo ello, en fin, presupone un montaje tan difícil que no sería justo concluir estas líneas sin aplaudir a priori al Coro de la RTVE y a Pascual ortega, su director, por atreverse a protagonizar el estreno de esta obra dentro de un concierto ofrecido en el Festival de Santander, el 9 de agosto de 1986.

José Luis Turina


TEXTOS


I

No cojas la cuchara con la mano izquierda.
No pongas los codos en la mesa.
Dobla bien la servilleta.
Eso, para empezar.

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
¿Donde está Tanganika?
¿Qué año nació Cervantes?
Eso, para seguir.

¿Le parece a usted correcto que un ingeniero haga versos?
La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
Si sigues con esa chica, te cerraremos las puertas.
Eso, para vivir.

No seas loco. Sé educado. Sé correcto.
No bebas. No fumes. No respires. No tosas.
Dar el no a todos los nos
y descansar: morir.


III

Arrancadas a una hondura
surgen, visibles, las cosas,
antes apenas sentidas
como llanto, brisa o sombra.

Poema, vuélvete objeto,
brilla redondo en la luz,
que ella te toque temblando
sin fundirte en lo uno-azul.

Ceda el rítmico latido
y hágase así tu silencio.
El de las cosas que están,
y estando están porque sí,
y están ahí sin saberlo.


III

Agua helada y dura,
luna de enero.
Tu madreperla
es el silencio.

Para saber si existo
canto, y no sé
si lo que soy ya fui
o si seré.

(Textos de Gabriel Celaya)