inicio > catálogo de obra > cámara y conjuntos > obras para dos instrumentos > Movimiento

Movimiento

Para Violín y Piano


Se trata de una obra breve, dividida en varias secciones unidas (o, mejor, aglutinadas) por un diseño conductor caracterizado por una nota larga rematada por un "arabesco" ornamental. No se trata de una obra excesivamente virtuosística (aunque la aparición de pasajes de gran dificultad, e incluso cadenzas a solo por parte de ambos instrumentos, pueda, en algunos momentos, darle ese aspecto), sino que en ella la expresión, en su sentido clásico, debe primar por encima de cualquier otro elemento, otorgando a la pieza un tinte generalizado de intenso dramatismo.
Aunque no se trata de mi primera obra compuesta, sí es una de las primeras estrenadas y, lo que es más importante, es la obra en la que se produce el paso de una época de intensa formación académica a otra caracterizada por la búsqueda y evolución de un lenguaje personal que, a la larga, ha ido derivando en el actual. MOVIMIENTO tiene para mí, desde ese punto de vista, un gran valor sentimental, independientemente de los valores puramente estéticos o musicales que cada oyente quiera o no atribuirle después de su escucha.
Dedicada a Ana Serrano, MOVIMIENTO fue compuesto durante los últimos días de agosto de 1978 en Santiago de Compostela, donde me encontraba participando como alumno de Composición de Carmelo A. Bernaola en uno de los cursos internacionales de "Música en Compostela", siendo estrenada en en el concierto de fin de curso por la violinista americana Laura Klugherz (quien protagonizó asimismo su estreno americano, en el Carnegie Hall de Nueva York, en 1989) y la pianista belga Suzanne Sieber, igualmente alumnas de dicho curso.

José Luis Turina