inicio > catálogo de obra > instrumentos a solo > otros > Dos cuadros de Marc Chagall

Dos Cuadros de Marc Chagall

Para Violín solo


El interés de Marc Chagall (1887-1985) por los instrumentos musicales en general, y por la figura de un violinista solo en particular, es evidente a través de una serie de cuadros, de gran fuerza expresiva, que recorren una parte importante de su producción.
Dos cuadros de Marc Chagall surge a partir de la contemplación de dos de las más conocidas pinturas de Chagall dedicadas al violín: "Violinista verde" (1923-24) y "Violinista azul" (1947). Se trataría, en cierto modo, de la música que me imagino que las figuras pintadas por Chagall podrían estar tocando.
A partir de ese pretexto, la pieza presenta en su primera sección el material musical sugerido por ambos violinistas, de acuerdo con el carácter de cada cuadro: más rapsódico, lírico y a veces dramático el pintado en verde, y abiertamente ligero y scherzante el de tonalidad azul (deliberadamente he evitado el juego fácil con el término blue). Una vez expuesto, el material es ampliamente desarrollado en la segunda y última sección, en la que los elementos temáticos correspondientes a ambos violinistas se entremezclan y dialogan entre sí, siempre dentro de una escritura virtuosística de gran complejidad puesta siempre al servicio de la máxima expresividad, y que en todo caso permite al solista mostrar plenamente sus capacidades técnicas e interpretativas.
Dos cuadros de Marc Chagall fue escrita a petición del violinista Manuel Guillén, a quien está dedicada, entre los meses de julio y agosto de 2009, y a cuyo cargo corrió el estreno en el Museo Guggenheim de Bilbao, el 4 de noviembre del mismo aņo.

José Luis Turina
Noviembre de 2009