home > list of works > chamber & ensembles > two instruments > Variaciones y tema (2ª serie)

Variaciones y tema (2ª serie)(Sobre el tema con variaciones «Ah!, vous dirai-je, maman», de W. A. Mozart)

Para Violín y Piano


Cuando recibí de "Música en Compostela" el encargo de componer una obra camerística, no pude evitar recordar que precisamente en una edición de ese mismo curso (la de 1978, concretamente) tuvo lugar mi "debut" como compositor. Siendo alumno de Composición de Carmelo Bernaola se interpretó durante uno de los conciertos finales mi obra Movimiento, para violín y piano, compuesta durante dicho curso, a cargo de la violinista Laura Klugherz y la pianista Suzanne Sieber. Trece años después de aquello, me complace dedicar a tan fructífero y ejemplar cursos estas Variaciones y Tema, para las que, influido por el recuerdo de aquel primer estreno, retomo la plantilla violín-piano.
Por otra parte, ni he podido ni he querido sustraerme al hecho de que durante 1991, año de la composición de esta obra, se está celebrando mundialmente el bicentenario de la muerte de W. A. Mozart, compositor por el que siento no ya admiración, sino auténtica veneración. Estas Variaciones y Tema no quieren ser otra cosa que mi más sentido homenaje a la memoria de su genio, a través de una serie de piezas para las que me ha servido de punto de partida una de las obras más conocidas que compusiera para el teclado: las variaciones sobre el lied Ah! Vous dirai-je, maman. En ellas, Mozart elabora, dentro de una forma convencional de "tema con variaciones", un total de doce pequeñas piezas derivadas de un tema popular, que es expuesto al inicio de la pieza. Cada una de las variaciones, como es usual, se basa en la modificación superficial de la estructura profunda suministrada por los aspectos melódicos o armónicos del tema, planteando diversos revestimientos para esta última estructura: movimiento continuo de semicorcheas en la mano derecha, o de tresillos en la mano izquierda, contratiempos, arpegios, escalas... sin faltar el clásico minore, así como un adagio ya muy cerca del final. La última de las variaciones, de carácter brillante, lleva añadida una coda no menos usual.
Para mis Variaciones y Tema me propuse recrear la obra de Mozart sin por ello hipotecar mi libertad expresiva ni mi propio lenguaje, con la única concesión de reproducir el tema (con su armonización, acompañado de algunos elementos, entrelazados, de las propias variaciones de Mozart) así como la coda original. Pero en lugar de iniciarse mi obra con el tema ajeno, como suele ser lo acostumbrado, éste hace su aparición al final de la misma, enlazado directamente con la coda mozartiana. Todo ello va precedido de doce pequeñas piezas independientes, que son una libre recreación de las doce variaciones originales de Mozart; pero, en lugar de variar la superficie de aquéllas respetando su estructura (como habría sido lo preceptivo en unas variaciones clásicas), aquí he preferido tomar lo más representativo de cada una de las variaciones (habría que hablar, por tanto, de su "carácter", y no de su estructura, a la hora de definir qué es lo que ha sido variado), para componer a partir de ello una pequeña pieza autónoma basada en un desarrollo libre del elemento en cuestión (una escala, un arpegio, un contraste dinámico, un aspecto dramático, un movimiento perpetuo...). Cada uno de los movimientos de mis Variaciones y Tema lleva como título, a modo de referencia, el término Variación seguido de una cifra que indica de dónde procede, en la obra de Mozart, el elemento que va a ser desarrollado durante la misma, ya que, por razones de estrategia musical, el orden seguido por mí no es el mismo que el establecido por Mozart: así, la primera de las piezas de mi obra se titula Variación II, y en ella se elabora el que, a mi juicio, es el rasgo característico o más sobresaliente de la séptima variación mozartiana (concretamente, la escala).
Estas Variaciones y Tema constituyen la segunda serie de un ciclo que se completa con una primera, compuesta en paralelo y basada en idéntica idea. La primera serie fue escrita a petición del violinista Víctor Martín, a quien está dedicada. Por razones de las que no podría dar cuenta sin caer en inevitables subjetivismos (y que, por tanto, no vienen al caso) la primera serie está escrita dentro de unos postulados estéticos bastante más convencionales y tradicionales que la segunda, siendo esta última un intento de realizar la idea inicial a través de caminos menos trillados que los de aquélla. Lo que no quiere decir, a esas alturas del siglo XX, ni mejores ni epores: simplemente, distintos.
La segunda serie de las Variaciones y Tema fue estrenada en agosto de 1991 por Agustín León Ara y José Tordesillas dentro de los conciertos finales del curso de "Música en Compostela" (a cuyo cargo corrió, asimismo, la edición de la partitura), en el mismo lugar (la Capilla del Hostal de los Reyes Católicos) en que se estrenara Movimiento trece años antes.

José Luis Turina


1. Variación VII. Deciso
2. Variación VI. Presto
3. Variación XI. Molto adagio
4. Variación XII. Mosso
5. Variación I. Molto allegro
6. Variación IV. Molto liberamente, quasi cadenza
7. Variación V. A tempo giusto
8. Variación II. Prestissimo
9. Variación VIII. Adagio semplice
10. Variación X. Moderato
11. Variación IX. Prestissimo
12. Variación III. Allegro
13. Tema. Andante.