home > list of works > vocal music > a cappella > Ritirata notturna

Ritirata notturna

(Coro mixto a capella)


A mediados de septiembre de 2009 recibí del Coro de Cámara de la Comunidad de Madrid el encargo de componer una pieza para celebrar el 25º aniversario de su creación. Como suele ser habitual en este tipo de encargos, el "caramelo" llevaba una cierta dosis de "veneno" dentro, pues la pieza no sólo tenía que estar basada en la célebre Ritirata notturna di Madrid, del Quintettino de Luigi Boccherini, sino que ésta debía ser "reconocible". Aceptado gustosamente el reto, comencé la tarea documentándome sobre dicha obra y sobre el contexto en el que surgió.
El Quintettino lleva el número 324 del catálogo de obras de Boccherini elaborado por Gérard. Es a su vez el número 60 de sus quintetos para dos violines, viola y dos violoncellos, y fue compuesto alrededor del año 1780, llevando como segundo título La musica notturna delle strade di Madrid. Sin embargo, el tema melódico de la Ritirata con el que se cierra la obra, como otros que aparecen en ella, no es en absoluto original, sino que transcribe fielmente la Retreta militar compuesta por Manuel Espinosa de los Monteros, oboísta de la Capilla Real, y publicada en 1761 dentro del Libro de la Ordenanza de los Toques de Pífanos y Tambores que se tocan nuevamente en la Infantería Española –y en el que se incluye, por cierto, la Marcha granadera que, erróneamente atribuida a Federico el Grande de Prusia, quien supuestamente la regaló a Carlos III en 1762, ha acabado siendo el himno nacional español.
La Retreta militar pasó a ser la música obligatoria para dicho acto, a partir de la rigurosa reglamentación dispuesta por Carlos III en sus Ordenanzas para el régimen, disciplina, subordinación y servicio de sus ejércitos, publicadas en 1768, y que Boccherini, -quien, como músico de la Corte, la escuchaba de forma habitual- reprodujo casi literalmente en su Quintettino.
Esta Ritirata Notturna toma como punto de partida constructivo las once apariciones recurrentes de la melodía de Espìnosa de los Monteros en la obra de Boccherini, si bien con grandes variantes en lo que se refiere a las tonalidades y, muy especialmente, a la armonización. Cada una de esas intervenciones está enlazada con la que le precede y la que le sigue por una sección de enlace de muy diverso carácter, en las que se emplean tanto efectos imitativos (redoble de caja y de plato suspendido, choque de platillos), como simples ruidos (pitos, palmadas, golpes de tacón), así como diversos procedimientos vocales, junto con zonas más convencionales, de carácter frecuentemente contrapuntístico, que actúan como transiciones modulantes entre las apariciones de la melodía de la retreta.
Las partes cantadas carecen de texto, pero en algunos momentos, y especialmente rebasada la mitad de la obra, tras el punto culminante de una sección de gran complejidad armónica y contrapuntística, cada uno de los cantores pasa a recitar diferentes artículos del Título II de las Ordenanzas de Carlos III ("Del Cabo") relativas a los deberes del responsable de la escuadra que efectuaba la Retreta.
Concebida en cualquier caso como un divertimento, que es lo que me parecía más apropiado para la celebración de unas bodas de plata, Ritirata Notturna fue compuesta entre los meses de septiembre y octubre de 2009, y está naturalmente dedicada al Coro de la Comunidad de Madrid, a cuyo cargo y bajo la dirección de Jordi Casas corrió el estreno en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid, el 9 de enero de enero de 2010.

José Luis Turina
Madrid, 2010