home > list of works > chamber & ensembles > four instruments > Cuatro cuartetos

Cuatro Cuartetos

Para cuatro Corni di Bassetto


Estos Cuatro Cuartetos fueron escritos en el otoño de 1994 a petición del Cuarteto "Manuel de Falla", al que están dedicados y a cuyo cargo corrió su estreno, el 15 de junio de 1996, en el patio del Castillo de Manzanares el Real (Madrid).
La agrupación integrada por cuatro Corni di Bassetto ofrece al compositor actual, no sólo la particularidad de un timbre antiguo, pero poco explotado en la actualidad y, por tanto, novedoso, sino también el atractivo de los múltiples problemas que se derivan de la utilización de cuatro instrumentos iguales. Personalmente he optado por un protagonismo estadísticamente equivalente de los cuatro ejecutantes, lo que permite un tratamiento del material que, repartido equitativamente entre los cuatro Corni, llega en ocasiones a una pulverización extrema, llegando a ser prácticamente inidentificable para la vista en la partitura, pero recomponiéndose, como por arte de magia, en la audición.
Por otra parte, esa fragmentación del material y su posterior reparto entre los cuatro instrumentos comporta un deseo previo de que cada instrumentista le incorpore su propia personalidad, su sonido y su carácter, que aunque deben estar lógicamente integrados en el conjunto, siempre conservarán sus características propias.
La obra se estructura en cuatro secciones contrastantes, a través de las cuales circula un material aglutinante, tratado en unísono, con el que se abre y cierra la obra. Y como en muchas de mis obras, en estos Cuatro Cuartetos el título no pretende ser un caprichoso juego de palabras sobre el número cuatro, sino que intenta establecer una fuerte vinculación con una obra literaria que le sirve de referente formal y estético: los Cuatro Cuartetos de T. S. Elliot, y concretamente la siguiente estrofa, con la que se abre la partitura:

... ... Only by the form, the patron,
can words or music reach
the stillness, as a chinese jar still
moves perpetually in its stillness.)

(... ... Sólo por la forma, la estructura,
pueden las palabras o la música alcanzar
la calma, como un jarrón chino sigue
moviéndose perpetuamente en su calma.)


T. S. Elliot: Four Quartets (I, V)

José Luis Turina - Madrid, 2000



Primera página de los Cuatro Cuartetos