home > list of works > orchestral music > soloists & orchestra > Concerto da Chiesa

Concerto da chiesa

Para Violoncello y Orquesta de cuerdas


Comentario
Grabación
Descargar partitura


Comentario


En 1997 recibí, a través del violoncellista Carlos Prieto, un encargo del Ministerio de Cultura de México para componer una obra para violoncello y cuerdas destinada a ser estrenada por él.

El violoncellista Carlos Prieto (México, 1937)

Volviendo al modelo clásico de cuatro movimientos lento-rápido-lento-rápido que configuraban la antigua "sonata da chiesa", y que ya había empleado en mi obra para viola y piano, compuesta en 1987 y así titulada, adopté esa forma para esta nueva obra concertante, articulada por tanto en cuatro partes de las que la primera y tercera, por un lado, y la segunda y cuarta, por otro, presentan varios elementos en común, por contraste o por similitud.
El primer movimiento es una textura de divisi de violines primeros, segundos y violas, que desde el registro sobreagudo y de forma canónica van progresando hacia el registro medio a medida que el violoncello solista lo va conquistando gradualmente para dar paso en él a la entrada del siguiente instrumento de la orquesta. El material es una alternancia de notas tenidas y rápidos arabescos; estos últimos van creciendo paulatinamente, robando valor a las notas largas, hasta que hacia el final del movimiento éstas desaparecen por completo, quedando solamente una textura agitada de notas muy rápidas en esas tres secciones de la orquesta. Un gran crescendo, al que al final se incorporan los violoncellos, encadena este movimiento con el segundo, un animado scherzo en 3 por 4, en que las virtuosísticas intervenciones del solista son acompañadas por un tratamiento más convencional del resto de la orquesta. El movimiento se articula en tres secciones, de las que la segunda, de carácter contrastante, va precedida de una breve cadenza del violoncello. La tercera, repetición abreviada de la primera, se funde con una coda en que el material del solista, sometido a un procedimiento repetitivo de acumulación continua, desemboca directamente en el tercer movimiento, tras un crescendo en el que el resto de la orquesta, por eliminación, alcanza un unísono sobre la nota la.
El tercer movimiento, en tempo adagio, invierte en cierto modo los papeles de la orquesta con respecto al primero, ya que esta vez son las cuerdas graves (violas, violoncellos y contrabajos, siempre en divisi) los que acompañan las intervenciones del solista, que en esta ocasión abarcan todo el ámbito del instrumento. Y al contrario del primer movimiento, en que la orquesta iba incrementando su textura sustituyendo progresivamente las notas largas por las muy cortas, en el tercero se procede a la inversa, eliminando progresivamente los instrumentos de la orquesta, y reduciendo el número de notas cortas aumentando en consecuencia el valor de las largas. Una nueva cadenza del solista enlaza el final del tercer movimiento con el comienzo del cuarto y último, que no es otra cosa que una reelaboración del segundo (en tempo Presto, por tanto), pero con el material variado para adaptarlo al compás de 4 por 4. Al término del mismo tiene lugar una gran variación de la misma coda, más extensa y con mayor virtuosismo del solista, que pone punto final a la obra.

Estreno del Concerto da Chiesa (San Petersburgo, 2003)

El Concerto da Chiesa fue compuesto entre los meses de diciembre de 1997 y enero de 1998, y fue estrenado en San Petersburgo el 23 de octubre de 2003 por su dedicatario, el violoncellista mexicano Carlos Prieto, y la Orquesta Hermitage dirigida por Alexis Soriano, dentro del Festival "Tardes de España".


Primera página del Concerto da Chiesa


Grabación


Grabación estreno: Carlos Prieto y la Orquesta Hermitage (Dir.: Alexis Soriano)


Descargar pdf

(Partitura completa y particellas sin marcas de agua disponibles en www.asesores-musicales.com )