Presentación del concierto "Música pedagógica española contemporánea"

Centro para la Difusión de la Música Contemporánea. Museo Reina Sofía, Salón de Actos, 20 de abril de 1998



Programa:
Román Alís: Los días de la semana, op. 72, para piano
Alberto Gómez: Las canciones de Mambrú, para piano
José Luis Turina: Siete piezas para piano
Antón García Abril: Doce piezas para violín y piano
Enrique Igoa: Manifiesto I: La mirada interrumpida, op. 33, para violoncello y piano
María Escribano: Iriselias, para violín, violoncello y piano

Intérpretes:
Alberto Gómez, piano
José Carlos Martín, violín
Juan Enrique Sainz, violoncello


Muy buenas tardes, Señoras y Señores, y bienvenidos a este concierto dedicado en su integridad a a la música pedagógica española contemporánea. Lo inusual de la propuesta no ha sido obstáculo, como podrán ver, para su programación dentro del ciclo "Conciertos en el Museo" del CDMC, lo que valoramos y agradecemos profundamente todos los que de una forma u otra, bien como autores, bien como intérpretes, intervenimos en este concierto. Y lo inusual de la propuesta obliga, asimismo, a estas breves palabras de presentación, que no tienen más objetivo que centrar este acto en sus justos términos.
Este concierto nace por iniciativa de un grupo de profesores del Conservatorio Profesional de Música de la C/Arturo Soria de Madrid, especialmente inquietos tanto por el anquilosamiento que desde hace décadas sufre el repertorio didáctico, como por la falta de un repertorio adecuado que permita el desarrollo de los niveles iniciales de las nuevas enseñanzas de música cuya reforma, como saben, se encuentra en la actualidad en pleno proceso de implantación, especialmente en lo que concierne a la música de cámara, que por iniciarse más tempranamente en los nuevos planes de estudios, no dispone de un repertorio ni adecuado ni abundante. El objetivo del concierto es, por tanto, doble: por un lado, dar a conocer nuevas obras a profesores y alumnos; por otro, servir de acicate para la composición de otras muchas por parte de los compositores. El mundo pedagógico es inmenso, y los compositores, por desgracia, tendemos a dejarlo de lado en beneficio de la música "de catálogo".
Por último, cabe tener en cuenta que las obras que oiremos no han sido escritas con su ejecución en concierto como finalidad -lo que hace aún más insólito este acto-, sino que todas ellas tienen al aula como destino prioritario, y más concretamente el nivel formativo centrado en los grados elemental y medio. Ello explica la ausencia de virtuosismo en la escritura, asá como que las preocupaciones de índole estética estén relegadas, en su mayoría, a un segundo plano en beneficio de los aspectos formativos. La variada índole de estos es lo suficientemente amplia como para que ese objetivo ensombrezca cualquier otro: el estudio y profundización en una determinada articulación, una digitación, la diferenciación de planos sonoros o aspectos puramente agógicos, son de por sí suficientes, por lo que permiten la despreocupación por otros problemas relacionados con la pura técnica compositiva.
Todas las obras que configuran este concierto están concebidas como colecciones de piezas, lo que es a su vez una práctica habitual en la música pedagógica de todas las épocas. Su interpretación en este concierto, y con el fin de no rebasar una duración razonable para el mismo, ha llevado a la fragmentación de las obras, a través de una cuidada selección de las piezas que las integran, excepto las dos últimas, que por tratarse de estrenos mundiales serán interpretadas íntegramente.
Damos nuevamente las gracias al Centro para la Difusión de la Música Contemporánea por acoger esta iniciativa, y sin más preámbulo les dejo ya con el concierto, que esperamos sea del agrado de todos ustedes.
Muchas gracias.