inicio > catálogo de obras > obras orquestales > orquesta de cuerdas > Dos sonetos del amor oscuro

Federico García Lorca (1898-1936)

Dos sonetos del amor oscuro

Para orquesta de cuerdas


Comentario
Textos


Comentario


En marzo de 2020, atendiendo a la petición que, unas semanas antes y cada uno por su lado, me hicieron José Serebrier y José Manuel Gil de Gálvez (este último en nombre de la orquesta de cuerdas Concerto Málaga), compuse los Dos Sonetos del Amor Oscuro, destinados a ser incluidos en un CD en homenaje a Manuel de Falla que orquesta y director grabarían en el verano de ese mismo año.
La propuesta inicial incluía la sugerencia de aprovechar la cercanía entre Falla y Garcia Lorca para componer una breve suite utilizando algunas de las canciones armonizadas por el poeta, dado el acercamiento de ambos a la música popular; pero al ir madurando la idea de la obra finalmente me orienté por vincularla a la poesía de Lorca más madura, profunda y enigmática, como es la de los "Sonetos del amor oscuro", cuya publicación íntegra póstuma, en marzo de 1984, en las páginas del "ABC Cultural" y enmarcados con unas magníficas ilustraciones Grau Santos, me impresionó vivamente.




La obra consta de dos movimientos, y para ellos elegí, buscando el contraste, dos Sonetos especialmente significativos: el Soneto de la dulce queja, y el Soneto de la guirnalda de rosas, cuyos textos acompañan a estas notas con el fin de que su lectura enriquezca la audición. Y fue muy fácil y grato dejarme llevar por los estados de ánimo evocados por Lorca, sereno y suplicante en el primer soneto, y agitado y enérgico en el segundo, para componer dos piezas autónomas en las que, en cierto modo, subyace no sólo el carácter de cada poema, sino también, y en buena medida, algunos aspectos de su estructura formal. Al final de las secciones inicial y final del segundo movimiento se hace patente el homenaje directo de la obra a Manuel de Falla, al aparecer con carácter de quasi ostinato una inequívoca célula rítmica procedente de la "Jota" final de El sombrero de tres picos.

Manuel de Falla, El sombrero de tres picos, Danza final

La partitura está dedicada a José Serebrier y a la Orquesta de cuerdas Concerto Málaga.



Primera página de los Dos sonetos del amor oscuro (arcos de José Serebrier)


Textos


I
Soneto de la dulce queja


Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas; y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado.


II
Soneto de la guirnalda de rosas


ˇEsa guirnalda! ˇpronto! ˇque me muero!
ˇTeje deprisa! ˇcanta! ˇgime! ˇcanta!
que la sombra me enturbia la garganta
y otra vez viene y mil la luz de enero.

Entre lo que me quieres y te quiero,
aire de estrellas y temblor de planta,
espesura de anémonas levanta
con oscuro gemir un año entero.

Goza el fresco paisaje de mi herida,
quiebra juncos y arroyos delicados.
Bebe en muslo de miel sangre vertida.

Pero ˇpronto! Que unidos, enlazados,
boca rota de amor y alma mordida,
el tiempo nos encuentre destrozados.


Federico García Lorca (1898-1936),
Sonetos del amor oscuro (h. 1935)